No sé querer

Siempre mordí la mano que me hizo beber

algodones derretidos que hicieron de los cantos un juego de color

siempre tiré la fruta eterna que la serpiente deseo

mi sombría juventud terminó escondida en las montañas

antes que el deslumbrante padre terminara con el baile de luces en terciopelo

antes que los tragos de alegría con inverso aliento centraran mi mirada en el objeto de mi laconismo solo supe ver arriba

solo supe cerrar los oídos al ajeno como cuando mi desnuda miseria

supo seducir el rabioso deseo

de romper el sereno con la angustia

revelada por la piel que resiste

golpes bañados de acero

golpes partiendo mi piel

como el rayo nocturno

que lento y furioso amenaza con partir la tierra de orgullo

porque no supo sostenerse más y solo sabe ahogarse

como dos ojos angustiados de haber extraviado un recuerdo

en el sangrante amanecer

en el paciente rojo arroyo que se endurece y quiebra como el orgullo de quien tuvo una bota en la frente

No sé querer

Solo he sabido abandonar

La órbita

La osa

La marea

El orgullo

Y el dolor

Solo he sabido entregarme a quien no me despoja

Tributar mi llanto a quien siembra sonrisas

y las riega como Tezcatlipoca

Cantar por la vida de los que fueron arrebatados del sueño

Soñar el paisaje de los que perdimos la brújula

los que no podemos seguir ya las líneas luminosas del negro manto

ni la brisa nos atiende

solo admirar sabré

a los hijos del telar eterno

las arañas del futuro

los sastres de la inconformidad

 

Isidro Alterrealista



Categorías:Viajes insolentes

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: