Regálame tu soledad

deja que llene con mis palabras el espacio que hay entre tus dedos

que desborde con mis sueños los labios que asoman por el centro de tus ojos

que acaricie en cada hueco de tu piel el sonido que lo habita

despacio puedo morder cada bello de la dermis

cada rincón de tu memoria quisiera oler

como si fuera un niño que viene a dibujar en tus paredes

como si fuera el color del vino que puede manchar tu blusa por dentro

 

y escuchar entre tus manos los sueños secretos

de las musas cuando se sientan sobre las rocas

frente al mar

y escuchan en la blanca espuma las voces internas

y viajan con cada gaviota sobre su azul memoria

iluminada apenas en las partes más profundas

al acecho de aquel recuerdo que les devuelva la fuerza

ese que podrán devorar como las máquinas al bosque que se esconde en las montañas

como devoré yo tu voz todas las veces que pude escucharla

como te devoré yo todas las veces que tu voz amaneció mi vida

todas las veces que tu canto atrajo mi luna

regálame tu soledad

porque es lo más permanente que tenemos

porque es el alimento de los sueños

y el refugio de la infancia

porque en ella quiero habitar

como la niña que en tu sonrisa asoma

como el niño que desde tu mirada busca un árbol que le de sombra

una gaviota que le devore

o una ola que lo arrastre

como el tiempo hace con nuestra presencia

la máquina con los troncos

y la arena dentro del frasco con la silueta de mi rostro

 

Isidro Alterrealista

 



Categorías:Viajes insolentes

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: