Veo mi pasado desde lo alto

como la luna que mira en las olas

el reflejo de la luz que le prestan

sin remordimiento por ocultarse en los tiempos

de siembra

o de cosecha

sin remordimiento por cuidar la semilla cuando el silencio mora

veo mi pasado desde lo alto

en su sonrisa de niño que rompe una flor

en su llanto de anciano que no pudo sumergirse

para encontrar el nombre de sus falanges

asoma una luz que desvela el espacio para el acto

con sus sillas

la mesa con una jarra quebrada

y el mantel pálido de esperar la última cena

la que llegará cuando las gotas lluevan hacia el cielo

 

no habrá cena ni final

tu ausencia marcará un espacio en mi sillón

marcharás diligente como lo hizo él

hacia la memoria

partirás alegre como ella

a los brazos del porvenir

me iré como el aliento de los árboles al amanecer

 

la partida es el acorde principal

la nostalgia el coro de este concierto

partiremos como cada nota de un concierto

por eso debemos inundarnos

ahogar con nuestro silencio la presencia de la piel

humedecer con la mirada los contornos de cada escena

cada paso juntos

 

disfrutemos como las raíces cuando llueve

inundemos los oídos como las presas con el canto del río

cuando le empuja la tormenta

soñemos con la fuerza que un anciano se aferra a la infancia

porque un buen día podremos abrazarnos como el fuego al tronco

porque un buen día

tal vez el peor

me soltaré de ti

como una gota de la última hoja

cuando ve el asfalto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s