Lo mejor está por venir

dijo un anciano con los ojos vendados de fe

y las manos quemadas de cansancio

de caminar entre las serpientes de su miedo

sin saber que sobreviviría a sí mismo

a la calma noche de la paciencia

al obscuro mar de la memoria alegre

donde naufraga el timón de la prudencia

lo mejor está por llegar

en la misa de domingo con medio cura desnudo de vocación

con dos feligreses rotos por el vientre

endurecido de tanto apego

antes de recibir al mazo de la verdad

nunca nada mejor vendrá

las alegrías se desmoronan cuando envejecen  como los huesos

del interior les nace el vacío

igual que el amor

las sonrisas son como las gotas

para compararlas hay que hacerlas hielo

ningún segundo mide lo mismo que el anterior   

por más que el minutero del destino nos haga tropezar

con la misma piedra

en distintos ojos

nada mejor habrá de venir

todo demonio habrás de invocarlo

con bailes y orgasmos

con cantos y cuentos

con mis ojos abrazando los tuyos

porque  esta noche atravesada de carnaval

pintada de insolencia

roída de tu ausencia

un profeta me enseñó que el destino se teje

con los hilos del recuerdo

con las agujas de la lluvia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s