El tiempo no vive

son los recuerdos que bajan con la lluvia

juguetean detrás de las orejas para volverlas de elefante

cantan entre los dedos para arrugarlos de espanto

sollozos ahogados que salen de las paredes como náufragos del eco

colgados de una mosca
 
son páginas que caen del calendario en este otoño prematuro

y nos cubren como nubes a la luna

antes de cumplir el capricho de desnudarse de sombra

como tierra de monte sobre cuerpos heridos de silencio

fracturados por la sonrisa de narciso

consumidos por el fuego de este suicidio con olor a tabaco
 
el tiempo no existe

son los pies que se cansan de abrir monte

las piernas endurecidas por buscar la olla donde nacen los colores

el camino en reversa para quien tenga miedo de seguir soñando
 
querido cacto

para ti fui sequía en la historia de un oasis

querido corazón

quise sembrar el mar donde apenas viste un ombligo de luna menguante

el tiempo no vive

solo el abismo que un día fue cuna

que nunca se borra

invita a saltar

a elevarse como gotas después de la tromba

a lamerse la memoria para sanar en algún olvido

para borrarse como paso de tortuga

cuando venga la lluvia
 
el tiempo no

es el abismo el albergue del alma

porque fractura y ojo de agua son hermanas para la madre

porque sin distancia la semilla no florece
 
 
Photo by Andrey Grushnikov on Pexels.com

Isidro Alterrealista



Categorías:Viajes insolentes

Etiquetas:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: