Una tarde lluviosa

Photo by David Riau00f1o Cortu00e9s on Pexels.com

vienes a oler hojas

igual que las orugas

antes del sueño transformador

buscas una rama

o una esquina en la pared

para sembrar tus alas

cobijada por el hilo que forman tus palabras

y sueñas colores tornasol sobre tus hombros

las nubes que entrarán por tus pulmones

cuando pases la copa de los árboles

entonces viene la luna

y recuerdas

que no eres oruga

o tal vez

lo único tornasol sobre tus hombros

son las ilusiones

y comienzan a pesar

recuerdas

que un día las palabras te cobijaron

y sientes que la luna quema los sueños

resbalas por las hojas

del árbol del destino

caes

como cuerda de columpio

despiertas frente al espejo

te descubres en la espiral

del sueño

la luna era el reflejo de la lámpara

la oruga dormida

tu rostro replicado al infinito

descubres que el viento no llora por las tardes

que los truenos no iluminan el cielo

es el eco de tu voz

ese inseparable abrazo nocturno

Isidro Alterrealista



Categorías:poesía, Sin categoría, Viajes insolentes

Etiquetas:, ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: