Nacer aquí

debajo de las nubes

como la honestidad del centro de las flores

como el mar en que naufrago cuando me miras

sin sombra ni sueño

con esa luz de final de la tarde

que hace más profunda la cicatriz de mi párpado

y deja que tu infantil sonrisa corra por las calles

sin abismos donde las rodillas se quiebren

sin cuerdas que separen la ruta del llanto

nacer aquí

en esta banca que un día quise habitar

y la ventana lluviosa desde donde me viste partir

con mi sollozo lunar

nazco porque mi costumbre es devorar

porque somos vientre

más que camino arbolado

y venimos a esta feria para ser premio

alimento

o manos al aire

a veces algodón de azúcar

y otras

sequía

nací a mitad del camino

llevo la noche de mi lado

el eco me ahoga

curarme sigue siendo un pasatiempo

y amanecer sonrisa

el plato que puedo compartir

nací sin endosos por la última muerte

con la deuda que deja una brecha por forjar

en esta tierra de derrumbes perenes

sin dolores colgando de los árboles

verde como fruta prematura

que se pudre antes que madurar

dejé atrás media luna

para cargar con mis sueños

y dos billetes de apuesta

que sabre usar como fogata

cuando inicie el próximo viaje

Isidro Alterrealista



Categorías:Viajes insolentes

Etiquetas:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: